Seguidores

jueves, 12 de abril de 2012

Capitulo 6: "Mentiras"


Natalia

Mi larga melena se revolvía a merced del viento y cada vez tenía un aspecto más desastroso. Los pies me dolían por los tacones, la minifalda se me subía con el mínimo movimiento que hacía y al rímel no le quedaba mucho tiempo de vida. En cualquier momento rompería a llorar. Carlo y yo habíamos quedado a las seis y eran las ocho y media. Dos horas y media de espera. En mi cabeza le estaba dando toda la razón a Grace; su primo era un imbécil. Y yo también lo era. ¿Por qué lo esperaba? ¿Por qué le hice caso a él y no a Grace? Una lágrima recorrió mi mejilla y cayó al césped. Poco a poco, le siguieron otras. Adiós rímel. Saqué el móvil con la esperanza de que hubiese un mensaje que justificara la tardanza de Carlo, algo con lo que pudiese pensar que no había pasado de mí; pero no había nada. Me levanté y empecé a caminar hacia casa.
-Espera Nat, espera. –dijo una voz a lo lejos. Me giré, lo vi y seguí caminando hacia casa. –¡Nat para!
Empecé a correr tanto como pude, pero pronto me alcanzó.
-Tiene una explicación.
-¿Explicación? ¡Dime cual es la explicación de que lleve dos horas y media esperándote!-dije gritando y llorando.
Él me miró con los ojos vidriosos y se quedó callado.
-¿Qué pasa? ¿Estabas enrollándote con otra y se te ha olvidado que estaba, como una estúpida, esperándote? Tenía que haber hecho caso a Grace, eres idiota.
Carlo seguía mirando el suelo, pero casi sin voz dijo:
-Mi madre ha tenido un accidente con el coche. Está en coma.
Instintivamente lo abracé y no lo solté durante un buen rato. Me di cuenta de que ese había sido nuestro primer abrazo. Había soñado con este momento miles de veces, pero nunca pensé que sería por eso.
-Lo siento mucho Carlo, he sido una imbécil.
-No importa.
-Y tranquilo, tu madre va a salir de esto.
-Gracias Nat, por entenderlo.
Le volví a abrazar, esta vez más fuerte que antes. Sentía que ahora teníamos algo más de confianza.
-Por cierto, esto es para ti. –dijo sacando una cajita azul. Dentro estaban los pendientes que vi el verano pasado con Kate y Grace.
-¡Son preciosos! ¿Cómo sabías que me gustaban?
-Tengo contactos… -dijo misterioso. Los dos rompimos a reír y nos quedamos mirándonos.
-Carlo, si lo prefieres, quedamos otro día.
-No, prefiero estar fuera de casa. Allí hay demasiados recuerdos.
-Entonces, cenemos. ¿Vale? –Carlo asintió con una gran sonrisa en la cara.
-Acaban de abrir un italiano por aquí, ¿te apetece?
-¡Claro!
De camino al restaurante hablamos sobre la relación de madre e hijo que tenían. Me contó que llevaban meses sin hablar y que todo empezó por Uri.
-¿Por Uri?
-Sí. Ese fin de semana iba a dormir a casa de Uri, pero a última hora unos amigos nos dijeron de ir a la discoteca. Uri insistió tanto en ir que después de cenar nos escapamos a escondidas. A la vuelta, un amigo nos dijo que si queríamos que nos llevara y nosotros aceptamos sin saber que iba borracho. A medio camino tuvimos un accidente. Uri se rompió un brazo, que luego sanó, pero yo me quedé ciego dos semanas. Mi madre peleó con la suya porque, según ella, la madre de Uri tenía la culpa de que yo estuviera así, ya que tendría que haber cuidado de nosotros. Enseguida nos impusieron el mismo castigo; Uri y yo no podíamos vernos. Aquel castigo no tenía sentido, así que ninguno de los dos hizo caso. A partir de ahí, hubieron muchas más peleas por tonterías. Ahora, ninguno habla con su madre. –tragó saliva y siguió hablando. –Por eso me duele haber estado así con ella. Porque en el peor de los casos, no podré decirle cuánto la quiero.
-Vas a poder decírselo mil veces, estate seguro.
Seguimos caminando hacía el restaurante cuando vimos a una chica correr en nuestra dirección y desaparecer por donde habíamos venido. Por un momento me pareció Kate, pero no le di importancia. Entramos en el restaurante y comimos.
-La cuenta, por favor. –dijo levantando la mano.
La noche había sido magnífica, cada vez me sentía más a gusto con él. Cada vez me gustaba más.
Después de unas pizzas deliciosas, salimos del italiano y me acompañó andando a casa. No sé cómo, pero acabamos con las frentes pegadas.
-¿Y por qué Grace dijo que yo era idiota? –dijo riendo con sus ojos clavados en los míos. Bajé un poco la mirada y lo vi, en el cuello. Un chupetón.
-Porque lo eres. –dije gritando. Eché a correr a la puerta y me encerré en casa. Lo último que quería era volver a verlo.

12 comentarios:

  1. Ö No me lo puedoo creer! Que fuertee lo de Carlo! Mee encantaaa el capitulo! :D Publicad pronto! Un beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchhhas gracias Debora! :D
      creo que nadie se lo esperaba, se me ocurrió xq me enfadé con mi hermano y cuando estoy enfadada, los capituls no acabn bn ajajaja
      un bsito<3

      Eliminar
  2. Paltanita! :) Mare meva... Me he quedado ÖÖÖ ¡Segunda parte ya! ¿eh? Un besazo!^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja me alegro de q te gste ajja xq el liston staba muy alto ^^
      Un besazo! <3

      Eliminar
  3. Aaaaaahhh!!!! He muertooo!!! Ö! Me encaaanta, y por favor, haz caso a mel y segunda parte yaa! jajaja un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ali!!! si ajaj cuando ellas publiquen jajaj
      Un besitto!<3

      Eliminar
  4. QUÉ! me cago en toda su madre. SERÁ CAPULLO!! ves? tienes que hacerme caso, digo a Grace. xD hubiera molado que nat le hubiera dado una torta xD hubiera quedado muy poético. ES UN CERDO! ya verás, grace le dará a nat un sermón que lo flipas, tipo "ya te lo dije." aunque seguro que no lo escribiré porque las buenas amigas no hacen eso. bah, ya pensaré en algo. pero primero tengo que arreglar algo en blake y grace... ;) ME HA ENCANTADO! oye, quedamos y pegamos a carlo? ;) ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. buajajajja me encnta tu coment paltanita! :D
      jajajj esq Nat aun es muy ingenua, pero aprenderá a base de ostias jajaja
      jajaja muchas grcias Val!!
      si, tia, qedamos y le damos su merecido jajaj
      Un besazo! <3

      Eliminar
  5. :O que cabróóóóóóónn!! jajaj:)
    pooobre natD:
    UN BESITO <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aajjaj si, bstante ajja
      un bsito<3
      gracias x leerr ^^

      Eliminar
  6. Laila! No conocía este blog, ya te sigo. Me gusta como escribes tú, me gusta como escribe Mel y aunque no conozco lo que escribe Valery, seguro que también mola mucho. Así ya os sigo y os meto en mi lista de blogs de historias favoritos en La sirena paciente, ok? Pues eso, que me ha encantado!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tahis!! jajaj pues me alegro mucho de que te gste :D
      aiss, mchiiiisimas gracias!! ajja
      un bsito<3

      Eliminar